¡Pura Vida!

Dónde Comenzó

Mi historia con el escribir nació alrededor del 2009—los detalles se me escapan. En ese momento, mi vida estaba en pedazos. El divorcio me cayó como un tsunami sobre mi cabeza.

Me consumí en las drogas, la fiesta y el alcohol.

Empecé a escribir porque me estaba ahogando. Quiero pensar que una parte de mí me lanzó un salvavidas.

Por allí agarré una libreta y escribí tres palabras:

Un nuevo yo…

Recordar eso ahora es como limpiarme la cara con papel de lija. Pero al mirar hacia atrás, reconozco que nunca hubiese llegado adonde estoy de no ser por experiencias como esa. Y me siento profundamente agradecido por todo.

Un Pasado

Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia.

Robert Frost

He vivido de la palabra escrita prácticamente desde el 2010 (no sé cómo). Pero a decir verdad, al principio estaba comiendo mierda.

Andaba de vacaciones cuando llegó la noticia… “Arrestaron a David,” Gabriel me dijo por teléfono, “estamos frenados. Te recomiendo volver pronto y evitar los Estados Unidos, no sé qué va a pasar.”

Poco más de un mes después, me encontraría buscando un nuevo trabajo. Yo, junto a otras mil y pico de personas, estaríamos en lo mismo.

Tenía algunos ahorros y los estiré hasta donde pude, cumpliendo con las obligaciones que todos tenemos y quizás evitando amarrarme otra soga alrededor de mi cuello—otro trabajo de oficina.

Yo decidí seguir otro camino diferente al que muchos de mis compañeros siguieron.

Yo empecé a escribir.

Y no he dejado de hacerlo desde ese entonces.

Esa decisión, me llevó hasta donde me encuentro hoy. Hizo toda la diferencia.

El Ahora

La escritura lentamente me llevó a escoger otro camino, quizás aún menos transitado pero, para mí, más fundamental y enriquecedor. Lo explico más a fondo en my página principal.

Si sos un internauta de la introspección, quizás te hayás preguntado sobre los diferentes caminos que podés seguir para practicar la introspección.

En mi caso, guiado muy de cerca por mi intuición, empecé a escribir en un diario como una manera para adentrarme en el viaje por mi mundo interior.

Todo se cristalizó el día que escuché un podcast a finales del 2023, que hablaba sobre un protocolo para la escritura creativa que finalmente me brindó una explicación y más contexto a lo que yo venía haciendo intuitivamente por más de una década.

Fue como si una ventana se abriese y una bocanada de frescura entrara en mi casa interior.

Ahora, contemplando la media teja de mi vida, un nuevo impulso nace en mí para navegar hacia aguas más profundas con la fe de encontrar un puerto con otras almas que siguen este camino.

Y escribí el Manifiesto a este efecto. Un llamado hacia ese viaje interior al cual todos estamos destinados.

Escribime si gustás, te leo.

Jean-Paul Cortés